12 mayo 2010

CONVENIO

LAS LETRAS c/ GUILLERMO VENTURA s/ HOMOLOGACIÓN DE ACUERDO.

Extinguida
Las relaciones interpersonales y las convivencias nunca han sido fáciles. Desde la Sociología y la medicina sostienen que la convivencia es uno de los factores más trascendentes, no sólo para el bienestar y la felicidad, sino también para el sostenimiento de la salud, pero no siempre se da como expresan los teóricos, sino fíjense en la cantidad de divorcios que se producen anualmente, sin importar el tipo de legislación vigente en cada país. Acaso será que en los divorcios se producen las conversiones licántropas expresadas por “Hobbes”, será en ese momento cuando el hombre anda por el mundo cometiendo sus actos de canibalismos, mostrando sus aspectos más salvajes. ¿Será que en ese momento está en su “Estado de Naturaleza”?.

            “El hombre nace libre, pero en todas partes se encuentra encadenado”; una especie de simbolismo muy parecido al castigo sufrido por Prometeo.
Sin embargo, a veces el hombre está mas cerca de aquello que expresaba Rousseau:
            Como no podría ser de otra manera, mi relación con “ellas” tampoco ha sido una felicidad eterna y perpetua. “Ellas”, pretendían que sea un escribidor de sus academias, un anotador de consignas sin derecho a objetar sus directivas. Al principio, pensé, “es el derecho de piso que debo pagar por aprender”, pero conforme crecía, fui descubriendo que vivía en una dictadura del lenguaje y me dije a mi mismo: ¡Basta!!No voy a soportar a nadie más, sino respeta mis opiniones, si vulnera mis derechos!
            ¿Acaso las relaciones interpersonales no se basan en el respeto mutuo? Así que, fue en ese momento que comenzó mi enfrentamiento con “ellas”, tornándose cada día más difícil la convivencia. Nos hemos dicho de todo. Hemos usado todos los medios posibles para obtener ventajas, uno sobre el otro. Sin embargo, a la larga nos hemos dado cuenta que enfrentados nos volvíamos improductivos, enfrentados éramos meros zombies vagabundeando por aquí y por allá, así que por ello, primero, nos dimos un tiempo para recomponer nuestra relación, para ver si era posible salvar nuestro “matrimonio” o separarnos definitivamente.
            Después de tanto ir y venir, parece que por fin hemos llegado a un acuerdo, “Ellas” (las Letras) y Yo. No ha sido fácil. No han llovido platos, ni cosas por el estilo, pero el asunto a estado muy peliagudo. Hemos negociado, hemos tenido que balancear nuestros intereses tratando de llegar a alguna solución que satisfaga a ambos.
            Se me ha intimado, se me ha acosado. Incluso en alguna ocasión se me ha vulnerado ciertos derechos personalísimos: El de la Libertad de expresión. Se me ha difamado y “ellas”, se han aprovechado de mi vulnerabilidad al extremo de enviar, en alguna ocasión a uno de sus “amantes” para que me griten a viva voz algunos epítetos irrepetibles, todo ello como si hablar y escribir sobre la “Realidad” fuera una ESTUPIDES. Por suerte para mí, he sido entrenado en ciertas “artes” para la defensa personal, así que, digamos que en ese aspecto sólo me han arrojado palabras sueltas, letras tartamudas, paréntesis enyesados, arrobas miopes y tildes esquizofrénicos. En otras ocasiones han pretendido atropellarme con esdrújulas disléxicas y paranoicas.
            Seguramente debo ser un hueso duro de roer, puesto que he sobrevivido gracias al aporte desinterado de mis Psiquiatras, El Dr. “LL” y la Dra. “Ñ”, quienes, basados en sus amplias experiencias me han proporcionado el tratamiento adecuado para superar este introito o entuerto.
            Luego de una ardua negociación hemos llegado a un acuerdo que le anotaré a continuación las partes que a mí me parecen más importantes. El texto que me leyeron decía algo así:
CONVENIO.
Se celebra el presente acuerdo entre las señoras “A, B, C, D, E, y Z” representantes legales y miembros del consejo académico, documentos que exhiben al efecto para acreditar su personería, en adelante denominadas las “LETRAS” y el señor “M.A” (a pedido de la parte se omite colocar su apellido en resguardo de su privacidad) en adelante denominado “GV” o “Guillermo Ventura” indistintamente.

REGIMÉN DE VISITAS:
            Se acuerda que “las Letras” tendrán a su favor un régimen de visitas a los “ensueños” del señor “GV”, los días lunes, miércoles y viernes en el horario de 10hs. a 20hs. Los días sábados en el horario de 11hs. a 20hs. En cuanto a los días domingos, este será de 16hs. a 20hs. Con excepción de aquellos domingos que caigan los días feriados, los días de semana santa, los días de fiestas patrias, los días de la bandera, los días de navidad, los días de año nuevo. Aquellos domingos cuya fecha sea el cumpleaños del señor “GV”, sea un día 13, sea un día 29 o sea el día que el cometa Halley haya tenido su máxima aproximación al planeta tierra.  Sea la celebración del día de los muertos, sea la celebración de la “Batalla de Ayacucho”, sea la celebración de la “Batalla de Arica”, sea la celebración del “Combate del dos de mayo de 1866”, sea la celebración del “Hundimiento del Acorazado General Belgrano”, sea la celebración del “Combate de Angamos”, sea la celebración del nacimiento del Gral. San Martín, sea la celebración del nacimiento del Gran poeta “Cesar Vallejo” y el año en curso no sea bisiesto.

REGIMEN DE ALIMENTOS.
            A fin de un mejor cumplimiento del presente, se acuerda a su vez un Régimen de alimentos, mediante el cual, las “Letras” se comprometen  a no influir ni psicológica ni materialmente en los deseos y costumbres alimenticias del señor “GV”. En cuanto a la  influencia psicológica debe entenderse en que “Las Letras” evitarán colocar en bocas de los amigos y conocidos del Sr. “GV” términos como: “Estas Igual”, “Te ves muy bien”, “La vida hay que disfrutarla y unos buenos bifes son parte de ella”, “Esta manteca es inglesa y es súper Light”, “Esta mermelada lo traje de `Entre Ríos’ (Provincia Argentina) y al ser artesanal no engorda”, “Estas hamburguesas son casera, no tienen nada de grasa”.
            En cuanto a la influencia material, “las Letras” evitarán colocar carteles de publicidad  en el recorrido habitual del Sr. “GV” con términos como, “0 % grasa”, “0 calorías”, “Súper Light”, “adelgace sin esfuerzo”, “La dieta de la luna es infalible”, “Basta de hacer abdominales, basta de dolor, compre las pastillas ‘ping pong’ y baje de peso en 7 días”. Asimismo, evitarán colocar en su recorrido habitual del Sr. “VG”, tiendas o supermercados en los cuales haya, “Tortas, tartas de ricota, palitos salados, maníes salados, cremonas, choripanes, pachos”, y todo aquello que supere las 150 calorías por unidad”.
            En cuanto al Sr. “GV” se compromete en este acto a seguir las directivas de su médico nutricionista, con lo cual no podrá ingerir más allá de las calorías necesarias que su organismo requiera para un perfecta nutrición. Deberá realizar ejercicios físicos  3 veces por semana a razón de 2 horas por día. Queda terminantemente prohibido al Sr. “GV” la ingesta de las llamadas “Comidas chatarra”, con excepción de 250 grs., los días feriados nacionales y demás excepciones vigentes para el régimen de visitas.

LUGARES DE  ENCUENTRO.
            Para una  mejor convivencia entre ambos, las partes de común acuerdo han decidido que vivirán en espacios separados, toda vez, que como ellos mismos lo expresan, juntos, la convivencia se hace insostenible. Por tanto, “Las Letras” se mudarán a los “Ensueños” del Sr. “GV”. Por su parte el Sr. “GV” se mudará a la quinta “Kerriscoso”, lugar que servirá también como un espacio de encuentro entre ambas partes, para dar cumplimiento al Régimen de visitas a favor de las “Letras”.
            En Buenos Aires a los 11 días del mes de abril de dos mil diez, se firman dos ejemplares bajo el mismo tenor y efecto. Firman: por las “Letras” las Sras. A, B, C, D, E y Z, conjuntamente con sus letradas patrocinantes. Por si mismo firma el Sr. “GV” conjuntamente con sus abogados patrocinantes.

HOMOLOGACIÓN:
             Buenos Aires, 12 de mayo de 2010. Visto los autos, homologase el presente acuerdo. Notifíquese. Firmado: Marta de las Casas-Pontevedra y García de Rojas-Guilarma y Marchitelli. Juez Nacional


Por Guillermo Ventura (alter ego de MAVG)

TUS COMENTARIOS SON BIENVENIDOS