25 junio 2013

LOS INDIGNADOS DESORGANIZADOS

!Me llevo y Punto!
En unas cuantas semanas más, el Perú celebrará un aniversario más de la proclamación de su independencia. Seguramente las escuelas de todo el país se están preparando para el acostumbrado “Desfile Escolar” por las principales calles de Lima, alrededor de los centros de estudios. El Acto principal en Lima seguramente se realizará en “Campo de Marte”, lugar donde las principales escuelas presentarán sus mejores galas con el fin de obtener la “Medalla de Oro”.    
       

 En todo el planeta donde viva un peruano, seguramente, también se están preparando para celebrar y recordar entre amigos el aniversario patrio. 
         En ciertos lugares donde haya un ente oficial del Estado Peruano, llámese consulado, embajada o representación comercial, posiblemente estén preparando actividades que sirva para reunir a lo compatriotas.

         Buenos Aires, no es la excepción. Desde hace unos años atrás el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires acompaña los festejos de las diversas colectividades residentes en su territorio. Precisamente, fue Mauricio Macri quien propuso “Buenos Aires Celebra”, una festividad cuya finalidad es promover el desfile y actividades artísticas de estas colectividades.
Faltan exactamente 33 días para la celebración y ya se armó un “Puterío de la Gran Diabla”. Unos a favor de la forma como se está organizando y otros en contra, por que se sienten “Discriminados” (Yo diría que en realidad fueron “desplazados” por que ya no está en las decisiones de la organización “la mano” que los sostenga).  

              Sobre todo lo que se ha dicho al respecto sería redundante volver a escribir, pues ya lo han hecho. Por ejemplo: El periodista Jaime Velásquez a través de “El Carajo” (Ecos Latinos); los periodistas de Prensa TV; el periodista Pierre Manrique a través de “Sumar y no Dividir” (Algo más Argentina). 
Cada uno desde su particular modo de observación de la realidad de la Colectividad Peruana en Buenos Aires. Todos tienen razón. Al menos, cierto modo de razón. Mirado desde mi lugar (en esa parte que yo no comparto), ellos no es que estén equivocados, sólo es una cuestión de puntos de vista. “Todos tienen una percepción perfecta de la realidad”, dice el Dr. Augusto Flores Cárdenas (Médico Psiquiatra), un querido y entrañable amigo. Pero, esa percepción de unos, no tiene necesariamente que coincidir con la mía.

         Cuando por lo general observamos al “Príncipe”, esperamos que haga lo normal, es decir, que “lo normal” sea “aquello que corresponda al problema, la situación u organización de evento determinado. “Lo normal” debería ser el paso necesario, sin embargo, por alguna razón, sucede lo imprevisible, lo inverosímil, lo inesperado. Para ser más exacto sucede, lo inapropiado, lo que “no debería hacerse”, al menos por parte de un funcionario.
En poco menos de de tres años de  mi regreso a la Colectividad Peruana en Buenos Aires, luego de mi ostracismo voluntario, he comprobado que a lo largo de 20 años, los funcionarios consulares en lugar de avanzar, han retrocedido (Un paso para adelante, dos para atrás), ni que hablar de los líderes (yo los llamo lidercillos de pacotilla) de la comunidad, quienes se han vuelto torpes, ignorantes, estúpidos (casi bordeando la imbecilidad) y fanáticos. Muy pocos escapan a esa descripción.

         El año pasado me enteré del PERUBA, a través de una invitación que le habían hecho a la institución (Casa del Perú en Argentina) en la cual presto colaboración. Como ya es habitual, el Dr. Rojas (Presidente de la Institución) cada vez que llega una invitación de algún ente, persona o institución que no conozcamos me solicita que lo acompañe. Fuimos a dicha reunión que se llevó a cabo en un local partidario ubicado en la Av. De Mayo al 1100. Al parecer esa ya era la segunda reunión de los organizadores (la primera la habían realizado en el Hotel Bauen. Con escándalo incluido) por que tenían casi todo “hablado”, al menos eso dijo uno de los opinantes de dicha reunión respecto de quienes iban a conformar los que “Reclamarían al Consulado” por haberlos excluido.

         Recién ahí nos enteramos que esa era la finalidad: Reclamar al Consulado. Se sentían desplazados del PERUBA -2012. Los que lideraron dicha reunión eran precisamente el Sr. Gustavo Huayre (Un periodista que tiene unos programas radiales) y el Sr. Bruno Auccapure (Propietario de una empresa de agencia de viajes). No nos pareció muy serio la forma como actuaban, así que no participamos de ese “reclamo”. La institución “Casa del Perú” asistió con un Stand del equipo médico y realizo su trabajo preventivo de control de glucemia, y problemas cardiovasculares. 

Por supuesto,  como se ha vuelto habitual con periodistas desinformados y sin corroborar las informaciones, días después salió otro periodista, el Sr. Emilio Calderón publicando un texto en cual presentaba a la Institución “Casa del Perú en Argentina” como uno de los organizadores. Como también ya es habitual en mí, poco falto para arrancarle las orejas y mostrarlas en la “Plaza de los Dos Congresos” como trofeo, del mismo modo como se hace en la tauromaquia. Hubiera estado bien merecido que le corte las orejas por no corroborar sus informaciones. 

Al final, al grupo que “Piteo” le dieron varios espacios (Stands, gazebos) en la respectiva celebración del PERUBA-2012. 

     
!No te escucho, me lo llevo!
Cuando este año, el Consulado General del Perú en la circunscripción de Buenos Aires lanzó el PERUBA-2013 y habiendo tenido la oportunidad de conversar con el Cónsul Marco Núñez-Melgar Maguiña a groso modo lo que pensaba realizar durante su permanencia  como Cónsul General (Al poco tiempo de haber asumido. Asistieron además, el Dr. Augusto Flores Cárdenas, el Dr. Dovar Rojas y el Ing. Pablo preciado). Supuse que al menos por un tiempo “Los Puteríos” se habían terminado.

       Parece que no es así. Ya no están los “Indignados” del Año pasado. El Sr. Huayre es uno de los promotores culturales. El Sr. Auccapure está al “mando” de la naciente Federación  Peruana” (Federación sólo para unos pocos), que no parece que fuera incluyente, sino excluyente (sino piensas como ellos estás fuera), al menos esa es la sensación que me da. Bueno, hasta que aparezcan otros que comiencen a formar otra federación y les hagan la competencia. Espero estar equivocado.

      En cuanto a los indignados de este año, tienen cierto grado de razón en sus reclamos. Aquellos que tienen prestigio y reconocimiento deberían  ser tratados con el mayor de los respetos y deferencia. Sin embargo, también cabe preguntarnos, ¿Cómo se determina el prestigio? ¿Sólo por tener habitualidad  en la ejecución de su arte? ¿Sólo por salir en actividades que publicitan los diarios de circulación dentro de la colectividad?. Digo, me pregunto en vos alta.
Como ejemplo voy a poner a Sandra Peralta,  una cantante peruana con una voz prodigiosa que escucharla, realmente es un deleite. No sólo escucharla, sino también, verla. Y no por que sea una bella mujer (que lo es), sino por que en el escenario es esplendorosa, con el salero suficiente para cautivar al espectador.

         Cuando escuchaba al Sr. Julio Fuentes respecto de lo exigentes que iban a ser con los participantes (Danzas, cantantes, grupos y otros) realmente me alegró. Es como debería hacerse, deberían estar en el PERUBA-2013 los mejores. De modo tal que se muestre no sólo la cultura del Perú, sino que además, esta sea presentada de la mejor manera y por los mejores. Por supuesto, a simple vista, el cuadro parece un Renoir, un Manet, un Monet, un Toulouse Lautrec o un Pancho Fierro. Pero cuando escarbamos un poco más, entonces nos encontramos que es un simple papel manchado sin ton ni son, ni siquiera se asemeja a un Vintagne. Es decir, hay muchas “estrellas” que realmente no deberían estar: No tienen manejo de escenario; en lugar de cantar, aúllan. Pero aún así, se presentan y los presentan como grandes cantantes o grandes presentadores o grandes showman’s.

        A este paso, si la Cultura del Perú está en discusión sólo por que es tal, entonces, convoquemos a los “Borrachos peruanos” que dan vergüenza los fines de semana en los distintos boliches de capital (que todos saben cuales son y donde están). También convoquemos a los punguistas (rateros, pájaros fruteros), a los narcotraficantes peruanos, a los terroristas de sendero luminoso y a los okupas (se metieron en casa de otro, no pagan alquiler ni servicios, pero se creen con derecho a estar en ellas), por que nos guste o no, esos también forman parte de la Cultura del Perú. En definitiva, ya que estamos, hagamos de la “Fiesta de la Peruanidad”, una “Fiesta de la Mediocridad” 
  
       Pero la cosa, no termina ahí, por que los intereses están al día. Ya he dicho en otra oportunidad, que estar en el Consulado (Como empleado o en cualquier cargo similar, incluido el Consejo de Consulta) tiene sus ventajas y los que buscan ingresar, saben que el negocio no es el sueldo del Consulado o las dádivas que puedan obtener en forma directa, sino todo lo que se mueve alrededor. Imagine usted, todas las posibilidades, le aseguro que se va a quedar corto con su imaginación. 
Como mi intención no es seguir con el “Puterío” sólo voy a decir o recomendar a usted que observe donde está habitualmente fotografiado el Sr. Carlos Amézaga Rodríguez (Cónsul General Adscripto), a mi entender el último de la vieja “camada” que sin pena ni gloria y más con mediocridad están pasando por el Consulado General del Perú en Buenos Aires.

        Observar la actuación de Carlos Amézaga, me recuerda un texto que leí hace unos días, “… Yo estoy acá. ¿Ves?, pero mi modo de estar es sin hacer nada que pueda sumar, restar, multiplicar o dividir, lo que ya está ahí. ¡Hay que ser muy cuidadoso con ello! No lo olvides: no sumar, no restar, simplemente realzar. Si dices algo que no debes, todo puede cambiar..." (Historia de un Homeless en New York,  que le contó a la autora que era el hijo del presidente de Liberia, derrocado hace 10 años. (MIRADAS por Mori Ponsowy. Revista Viva del 09 de junio de 2013)

    Vaya trabajo que tendrá el actual Cónsul General, Sr. Marco Núñez-Melgar Maguiña para ordenar y organizar mejor su Circunscripción, sobre todo por que hay demasiado mediocre pululando dentro y fuera del Consulado. 

     Todos coinciden que ha sido demasiado corto el tiempo desde la convocatoria y tienen razón. El Consulado ya nos tiene acostumbrado a esos avatares, bueno, un poco por culpa de sus asesores y otro poco por que piensan más en su futuro (la mayoría de los diplomáticos piensa y sueña  en ser enviado a trabajar en las Naciones Unidas que quedarse en un Consulado y toda su problemática). 

!No insistas, me lo llevo!
También es cierto, que todos quieren ser Manco Capác´s  e ir por el  mundo con su bastón de oro, hincando el suelo y fundar sus “Cuzco´s”. Dicho de otro modo, todos quieren ser Caciques. No están acostumbrados a trabajar en equipo, pero la mayoría cree que sí, por el tan sólo hecho de haber acompañado alguna que otra actividad de un día o de una semana. Eso no es equipo.
 Podría nombrar toda la lista de organizaciones que pululan dentro de la colectividad peruana en Buenos Aires y posiblemente esta seria infinita. Ojo, no estoy hablando de los que están legalmente constituidos, por que esos pueden ser contados con los dedos de la mano. Es importante estar dentro de la legalidad por que tiene que ver con la responsabilidad que tienen ante el estado Argentino, además de pagar sus impuestos y realizar sus balances anuales.
     Todos quieren ser presidentes de algo, aunque sea “Presidente de la Pindonga” (como dice mi mujer. Pindonga: Mujer que pasa mucho tiempo fuera de casa y generalmente en malas compañías o en ocupaciones poco respetables.) o “Presidente del Puterío”.

     ¿Cuándo finalmente podremos hablar de una Colectividad Peruana en Buenos Aires, organizada? No sabe, no contesta.

       Por supuesto que sociedad organizada no significa masa aglutinada, como sugieren algunos, sino que esta debería hacerse respetando las individualidades y sobre todo con responsabilidad. Por que colectividad, comunidad o sociedad no es lo mismo que masa, como lo recuerda Víktor Frankl (1905-1997) médico y psicólogo existencial que entre 1951 y 1955  dio una serie de charlas radiales en la emisora Ror-weiss-Rot de Viena, posteriormente recopiladas en el libro “La Psicoterapia al alcance de todos”, en la cual advertía que “…sociedad o comunidad no son lo mismo que masa. La comunidad necesita que los individuos florezcan como tales, mantengan su autonomía y aporten lo mejor de sí a la sociedad para realizarse como personas. La masa no acepta la individualidad, lucha contra ella, la oprime. Diluirse en la masa, significa deshacerse de la propia responsabilidad (siempre individual, nunca colectiva), adoptar un único modo de pensar, exudar fanatismo y entregar a otro (al “líder” personalista, absolutista e inevitablemente autoritario) el poder sobre los propios pensamientos y sobre la propia vida…” (DIÁLOGOS DEL ALMA, Sergio Sinay. Revista La Nación, Pág. 4)

     Cuando escribo este reclamo, es por que creo (y debe ser así) que tienen que comenzar a trabajar con anticipación y previendo todos los avatares. Lo ideal es que siempre suceda así. 
Que haya casting o no haya casting, eso no debería ser lo importante, sino que deberían presentarse en el PERUBA aquellos de excelencia y no sólo por que saben emitir sonidos guturales que parecen agradables o que se han presentado en algún local bailable. Del mismo modo con las danzas, los mejores (no por vestuario, que si bien suma, no hace a la danza en sí). Quiero creer que los promotores culturales son lo mejor que hay en la Colectividad peruana en Buenos Aires (que hayan enviado su Curriculum, Obvio. Por que si eres el mejor del mundo y no te tomaste el tiempo de enviarlo, mejor, quédate callado). Tengo el derecho a creer que No sean los mejores. Tengo mis dudas, creo que están ahí no por su condición de ser los mejores promotores sino por otro tipo de intereses, quizás políticos, quizás económicos.

       En conclusión, a este paso y viendo los ejemplos que nos regalan los que se hacen llamar líderes de la Colectividad Peruana en Buenos Aires (incluido los funcionarios consulares) , pareciera que sólo nos queda una alternativa para participar en los PERUBA: Crearse su propia asociación o federación, aunque sólo sea para decir que soy el “Presidente de…”, aparecer en la Web del Consulado General del Perú en Buenos Aires, hacer alguna actividad que sea periodísticamente atractiva o armar un puterío, sin preocuparnos por el mejoramiento de la sociedad en la que vivimos (sea argentina o peruana), sino atado al fanatismo y la mediocridad.

      Finalmente, la política siempre tiene metido una pata en todas partes. Digo esto por que el Sr. Fuentes pone de ejemplo a la Colectividad Boliviana, claro, lo que él no sabe es que el Gobierno nacional en las dos festividades pasadas celebradas por dicha colectividad invirtió millones de pesos, no sólo para los que viven en Buenos Aires y aledaños y que participaron, sino que además trajeron danzantes desde Bolivia y no fueron solamente 100 o 500, sino un número que usted lector no podría imaginarse. Sin perjuicio de ello, si comparto  con el Sr. Fuentes que ellos (los Ciudadanos Bolivianos) son más organizados que los peruanos, que somos (es una idea mía) más egoístas y envidiosos de nuestros propios compatriotas.

Al final, tomando las palabras del Sr. Fuentes, el ciudadano común, que haya puterío o no, le va importar muy poco y asistirá al evento para comerse un “Tamal” o un plato de “mazamorra morada” y disfrutará de  una tarde de Peruanidad el 28 de Julio. Será él precisamente (el ciudadano común) quien además, terminará convertido en “Cuatro trapos mal hechos” por la desidia de unos, el desinterés de otros y el egoísmo de todos que de alguna manera tienen que ver con la realización del PERUBA -2013.

Por Miguel Ángel Villegas G.


Nota: Las imágenes corresponde a una situación desagradable del PERUBA -2012, ordenada por el Sr. Álvarez. Con las bajas temperaturas, mientras organizábamos el Stand de la Institución “Casa del Perú” cubriendo los laterales para que el viento y el frío no sea obstáculo para la atención a los pacientes, una muchacha por orden (según ella del Sr. Álvarez) comenzó a arrancar el plástico. Pese a los pedidos de explicaciones inútiles, se lo llevó. Minutos más tarde luego de negociar y haciéndose el desentendido el Sr. Álvarez, se volvieron a colocar los plásticos laterales en los gazebos.

TUS COMENTARIOS SON BIENVENIDOS