03 octubre 2012

CONSEJO DE CONSULTA: ¿Nos Representan?

Por Miguel Ángel Villegas

Lista de los 24 Candidatos
            El mundo ha evolucionado de una manera extraordinaria, de forma tal que hay distintos medios y herramientas de comunicación que nos sirven además de mejorar las interrelaciones personales, poder enterarnos en un instante de acontecimientos que suceden en cualquier parte del mundo. Sin embargo, parece que para muchos compatriotas no tienen idea que esto haya sucedido, con lo cual me hace recordar a ciertos países africanos donde las normas y los acontecimientos que hacen en cuanto a la interacción entre “Representante” y “Representado” sólo los conocen dos o tres, como mucho cuatro. El resto, sólo tiene la obligación de aceptar y acatar lo que aquellos (los elegidos) que “conocen” las normas dictan.



            Finalmente se eligieron a los 9 (nueve) miembros del Consejo de Consulta. Cuanto escucho el término “elección” supongo al mismo tiempo que los elegidos serán siempre los mejores, los más aptos, los más capaces, los más preparados, en definitiva “LA EXCELENCIA” de la Colectividad Peruana en Buenos Aires. Ojo, no estoy diciendo que deben necesariamente ser profesionales.
            El día de la elección, 24 fueron los candidatos, de los cuales 3  (tres) podría decir que son los menos malos, 3 (tres) son los más mediocres y del resto no podría opinar por que no los conozco, no he tenido trato con ellos y además, tengo muy poca información.

            Durante la primera hora del sufragio hubo impugnaciones, supongo en mi buena fe, que a la luz de las pruebas deben haber decidido los miembros del Comité. Escuché que un grupo pretendió a la fuerza (y a los gritos) que la Señora Magna Abad sea parte del Comité electoral. No puedo dar fe de ello, seguramente en las semanas próximas me llegarán informaciones adicionales.

LOS NUEVE (9) CONSEJEROS.

  1. Ysmael Abelardo Medina Pardo. (110 votos)
  2. Francisco Félix Azarte Azarte. (75 votos)
  3. Orfa Pérez Chávez de Pisco. (59 votos)
  4. Rene García Yanquirimachi. (57 votos)
  5. Marino Sosa Sullca. (47 votos)
  6. Gina Huarcaya Pérez. (45 votos)
  7. Manuel Johnny Balladares. (41 votos)
  8. Luis Enrique Delgado Revilla. (45 votos)
  9. Lisset Cáceres Bendrell. (39 votos)

            Los miro una y otra vez y siempre caigo en el mismo lugar: 83.200 (Ochenta y tres mil doscientos),  la cantidad de electores habilitados para emitir votos válidos en la circunscripción del Consulado General de Buenos Aires.
Si hacemos cuentas: 83.200 x 1 % = 832 x 9 = 7488 electores que debieron haber asistido a emitir sus votos válidos.
            Siendo 832 la cantidad mínima que debieron haber llevado cada candidato, lo que hubiera hecho un total de 7488 votantes o electores.
¿Cuántos electores hubo el 29 de septiembre?: 730 (Setecientos treinta). Si hacemos un promedio diría que a cada uno le correspondió 30.41 votantes.

            Conforme al padrón electoral  de octubre 2010, previas a las elecciones presidenciales, en el Perú hay 19.949.093 (diecinueve millones novecientos cuarenta mil noventa y tres) electores habilitados para emitir sus votos válidos. De los cuales el actual presidente Ollanta Humala Tasso obtuvo 4.643.064 (Cuatro millones seiscientos cuarenta y tres mil sesenta y cuatro), es decir el 31 % del total del padrón electoral.
No quiero ni imaginarme si tomando como ejemplo a la Circunscripción del Consulado General del Perú en Buenos Aires y la elección del Consejo de Consulta hubiera logrado que lo voten tan sólo el 1 (uno) % , es decir 199.940 (diecinueve mil novecientos cuarenta) electores. 

            Sin embargo,  si hacemos bien los cálculos, en Buenos Aires no lograron ni siquiera alcanzar el 1 % , con lo cual viene a mi mente una pregunta: ¿Son Representantes de los Peruanos en la Circunscripción del Consulado General del Perú en Buenos Aires?. A mi modo de ver, enfáticamente digo: ¡NO!.

Total de Electores: 83.200. = 100 %.

  1. Ysmael Abelardo Medina Pardo. (110 votos – 0.132 %)
  2. Francisco Félix Azarte . (75 votos – 0.09 %)
  3. Orfa Pérez Chávez de Pisco. (59 votos – 0.071 %)
  4. Rene García Yanquirimachi. (57 votos – 0.069 %)
  5. Marino Sosa Sullca. (47 votos – 0.057 %)
  6. Gina Huarcaya Pérez. (45 votos – 0.054 %)
  7. Manuel Johnny Balladares. (41 votos – 0.05 %)
  8. Luis Enrique Delgado Revilla. (45 votos – 0.049 %)
  9. Lisset Cáceres Bendrell. (39 votos – 0.047 %)

            Fácticamente, diría que sí, por que el DECRETO SUPREMO Nº 027-2012- RE expresa: “DISPOSICIÓN COMPLEMENTARIA TRANSITORIA ÚNICA.- El número mínimo de votantes necesarios para validar la votación establecida en el artículo 14º será exigible a partir del mes de septiembre del año 2018.
Mientras tanto, se establecerá como número mínimos de votantes para validar la elección, el siguiente régimen transitorio para la elección del Consejo de Consulta:
- Septiembre de 2012: En base a los connacionales presentes.
- Septiembre de 2013: En base a los connacionales presentes.
- Septiembre de 2014: 1%.
- Septiembre de 2015: 1%.
- Septiembre de 2016: 2%.
- Septiembre de 2017: 2%.”

         A estas alturas, luego de haber observado a aquellos que se presentaron al acto eleccionario, que en lugar de ser el CONSEJO DE CONSULTA un espacio de diálogo y cooperación con las oficinas consulares (Ley 24945. art5. 2º - Finalidad), será más del “amiguismo”. Muchos ya fueron miembros del Consejo de Consulta, así que conocen las mañas y artimañas, y sobre todo las “formas” de mantenerse en el poder.
Electores en el Consulado
            En lugar de facilitar el diálogo y la comunicación entre los peruanos en el Exterior, fortalecer el vínculo entre los connacionales, facilitar el diálogo entre los peruanos en el exterior y las oficinas consulares, fomentar el acercamiento y sensibilización de los ciudadanos peruanos en el nuevo contexto social, económico y cultural en que se encuentra (Ley 24945. Art. 3º - Objetivos), como viene pergeñado, no va modificarse por que precisamente los que han sido elegidos no representan a los 83.200 electores que pueden emitir votos válidos y tampoco les interesa representar (Sí, a sus bolsillos) a la Colectividad, sino que representan a sus “amiguitos” y sobre todo seguir con las mismas artimañas y prepotencias con la cual se manejan algunos. Dicho de otro modo, representan al “equipito del barrio” y nada más. Salvo que ellos no tengan idea de lo que significa: REPRESENTACIÓN O REPRESENTANTE.

            A simple vista, lo que puedo afirmar es que resultan al final de cuentas “empleados” del Consulado, con la contradicción que son “ad-honorem”. Bueno lo del término Ad-honorem es simbólico, pues las ganancias vienen por otros lados y quehaceres.

            Hay algunas cuestiones que no se puede pasar por alto, y son respecto de las impugnaciones presentadas. Se presentan estas situaciones por que tenemos la mala costumbre de trabajar como mediocres (y además, elegimos a los mediocres). Como mi intención en esta oportunidad tampoco es analizar la Ley del Consejo de Consulta (que a mi parecer lo escribió un borracho) sin conocimiento acabado de la realidad, pues éste (Las elecciones) debería realizarse en forma más práctica y metódica, con un protocolo predeterminado de antemano y con pautas claras y concisas y no el zafarrancho que leemos y que al final se traduce en un acto eleccionario que en lugar de ser un medio para que los peruanos en el exterior (detesto el termino “Pex” que han asumido algunos, por que “cosifica” a la persona) puedan plantear sus problemáticas, sirva sólo para burocratizarlo más de lo que ya está. Esto me deja una pregunta. ¿Por qué son necesarios los Consejos de Consulta?, seguramente me responderán: “Los Consulados no se dan abasto”. Con todas las vicisitudes que todos conocen, me lleva a plantearme otra pregunta: ¿Son los funcionarios de los Consulados, los más aptos, los más capaces, los más idóneos?, si no lo son, por que “carajo” no elijen a los mejores. En fin, más de lo mismo, que no sé si terminaré de encontrar una respuesta coherente a esta situación.
Por supuesto debemos recordar que un Funcionario Consular no puede venirme con nimiedades y menos con quejas que para ello cobra un “jugoso” sueldo. Ahora, si no puede realizar su trabajo, ¿Qué le parece si por un mes intercambiamos roles y ya veremos como sale todo este entuerto?
            Haciendo un paralelismo diría que, por ejemplo. El Consulado es como un productor lechero y que en lugar de venderle directamente al Consumidor, lo que hace, es pasarlo a un intermediario (ni siquiera es un filtro), el “Consejero” (un burócrata de segunda categoría). Temo que en lugar de mejorar, una cuestión tan simple se termine por embrollarlo más. Confío que eso no suceda, pero conociendo la “calaña” de algunos es mejor que empecemos a rogar a “todos los santos”. Toda esta cuestión podría haberse evitado, si en lugar de buscar a los “ayayeros” para escribir las normas, hubieran llamado a los mejores técnicos o profesionales. Esto sucede así, por que el “ayayero” busca su interés, llenar únicamente su bolsillo, a diferencia del “Buen Profesional” (ojo, también hay malos profesionales) que piensa en el futuro de la norma en función de la sociedad.


.

            Una de las impugnaciones presentadas fue contra el Sr. Manuel Rojas Balladares por que conforme las pruebas, debe al Estado Argentino cerca de 20.000 (pesos veinte mil). Si la argentina lo considerada un deudor “IRRECUPERABLE” por que Yo debo confiar en él. Puedo pensar lógicamente que este Sr. En cualquier momento hará lo mismo con aquello que se le confíe. En definitiva, a nadie se le ocurriría poner a un “Lobo” para cuidar las “Gallinas”. ¿Tú, lo harías?
Este mismo señor en alguna oportunidad reto a “duelo” a un periodista, como si fuera cualquier “matoncito de la esquina”. ¡Válgame dios!, ni se nos ocurra decir algo contra este señor que lastimosamente ha demostrado ampliamente su mediocridad. Lo más grave que para la sociedad argentina, no será que el Sr. Fulano de tal es un deudor irrecuperable, sino que dirán, “Los deudores peruanos son irrecuperables”, del mismo modo como hay peruanos que no tienen prurito en meterse en casas que no son las suyas y encima reclaman derechos que no les corresponden. Este Sr. No me representa y sobre todo voy a cuidar mi bolsillo y recomiendo a todos que cuiden el suyo.

              Otra de las impugnaciones fue contra la Sra. Orfa Pérez que hace poco fue premiada por el Consulado General del Perú en Buenos Aires. Conozco a peruanos y peruanas con mayores méritos para ser premiados, no sólo por su trayectoria sino por su preocupación del colectivo y sin embargo no son tomados en cuenta. Supongo que estos otros peruanos y peruanas no montan “acciones solidarias” donde puedan ir los Cónsules a tomarse la fotito. En pocas oportunidades que he tenido conocimiento de ella. La primera,  fue cuando vociferaba contra un periodista. ¿Será por que es de la Escuelita del inefable Luis D’Elía  (CMP)?. La segunda, en un panfleto, como firmante para acallar precisamente al mismo periodista. No sé por qué, pero dicho panfleto se parecía a los que suelen sacar “Carta Abierta”. Lo único que falta es que diga que dicho periodista es un monopolio, entonces si se sería el acabose por que ya se habría terminado de mimetizarse con los “K”.  En definitiva, esta señorona no me representa, bah, tampoco representa a los peruanos en la circunscripción del Consulado General del Perú en Buenos Aires, sino que representa a sus 59 “amiguitos” que le otorgaron su voto.

¿Piquete?, NO. Seguidores de Srta. Gina H.
                     Otra participante que fue impugnada fue la Srta. Gina Huarcaya. Entre los motivos de la impugnación es que “se dice” que forma parte del grupo Movadef (brazo político de la agrupación terrorista Sendero Luminoso). Cierto es que figura como “amigo” del Facebook de Movadef, con lo cual no necesariamente significa que sea miembro del mismo. Sin embargo, lo que particularmente a mí, me llamó la atención fue que el día de las elecciones, promediando las 14 horas (2.00 pm) desde la zona norte llegó un ómnibus con simpatizantes para que voten por ella. Ahí, esta todo bien. Lo que me pareció patético y mediocre es todo el barullo  (escándalo) que hicieron sus seguidores, quienes con “bombos y redoblantes” alborotaron la tranquilidad de la esquina de las calles Paraná y Av. Rivadavia donde se encuentra el Consulado del Perú.
A uno de mis interlocutores con quien charlaba le dije:
— ¡Que ganas de hacer escándalo!. Se nota que aprendió y muy bien la metodología de los “politiquillos de pacotilla argentos”. No me imagino en este instante quiera acercarse una Pichuchanka (Gorrión Americano) para darnos un recital de sus dulces y melodiosos cantos.
En medio de todo ese alboroto, por algunos segundos vino a mi memoria la protesta frente a la Embajada del Perú en Buenos Aires, donde además del CIEPA estuvieron miembros del Movadef y no sé porqué, pero me parecieron que eran los mismos redoblantes y los mismos bombos. Aunque quizás, sólo sea una idea mía.


                ¿Sra.  Gina Huarcaya, era necesario tanto escándalo tan sólo para lograr 45 (cuarenta y cinco) votos. Si con tanto barullo hubiera logrado siquiera 1000 (mil) votos, habría soportado semejante bullicio para mis tímpanos. ¿Está enterada que lo que Ud. hizo ese día, se llama CONTAMINACIÓN AMBIENTAL? No me diga que no lo sabía. El ruido por encima de los decibeles normales se considera Contaminación Ambiental. Sin perjuicio, dicho de otra manera diría que “gasto pólvora en Gallinazo”

                            Dentro de los que NO tuvieron impugnaciones y que conozco está el Sr. Francisco Azarte, miembro de la Asociación Pukará y de Manpe (un partido de corte nacionalista), que precisamente, El Manpe, hace unos meses, para conseguir firmas no se les ocurrió nada mejor que regalar “una cerveza por una firma”. Sin perjuicio de ello, fue uno de los promotores del llamado “Corredor Peruano” en el Abasto, que dicho sea de paso hasta ahora sólo es de nombre. Yo sé que él me dirá, "unos hacen y otros sólo escriben" y Yo quizás le respondería: “cambiemos de lugar y veamos que hace cada uno”. Nos conocemos y nos guardamos respeto. También tiene la carga que anteriormente ha sido miembro del Consejo de Consulta, así que supongo que esta vez (no sé que hizo e hicieron anteriormente, no sé si esos datos están guardados bajo siete llaves) mejoren las visión de lo que es ser Consejero.

El más nuevo, al menos para estos avatares, es el Sr. Marino Sosa, pero de amplia participación en la colectividad pues forma parte del Barrio “Rodrigo Bueno” como uno de los que la lideran. Siempre ha tenido perfil bajo, no sé si eso es bueno o malo, pero en función de lo que hemos charlado creo que tiene mucho para aportar, pero va a tener que “avisparse” o los otros se lo van a comer vivo. En definitiva, Marino, es mejor que empieces por “afilar” la guadaña, es el mejor consejo que te puedo dar.

                  Finalmente, a quién, si bien hemos tenido algunas charlas, eso no significa conocer, al menos desde mi punto de vista. Estoy hablando del Sr. Luis Delgado. Lo último que leí es una discusión respecto de una actividad solidaria, donde le reclaman que rinda cuentas. Yo espero que no se haya metido a colaborar sólo con la finalidad de postularse al Consejo de Consulta (como hizo uno que vino a Casa del Perú con esos fines y cuando vio que no entrábamos en esos avatares se fue a bailar tango a otra parte). Más allá de eso, con otros “payasos” constituyo ACAPA, una institución que agrupa a los artistas. Mi consejo es que en estos tiempos ya no se toca de oído, hay que prepararse. Siempre quise preguntarle ¿era necesario fundar ACAPA? ¿No era posible realizarlo dentro de la institución donde Ud,. Participaba o era que su interés eran los Consejos de Consulta? ¿No me dirá que fundó ACAPA sólo para decir: “Yo fui el primero en hacer esto” o sólo para ser presidente de algo?. Vamos a estar observando. Digo vamos, por que somos muchos que observamos y que no compartimos mucho de toda esta “tilingada” (las actitudes tilingas son aquellas que atinan a presentarse como algo que no es, y en general, el "tilingo"  es un vocablo que se usa en Argentina, que se refiere a la gente agrandada por las circunstancias, gente que surge de la noche a la mañana.) que se arma en el Colectivo.

              Del resto, como dije, no puedo emitir opinión personal pues no los conozco y no tengo información. Pero, si puedo decirles, que no se olviden que no llegaron ni siquiera al 1 % del padrón electoral, a menos que a ustedes les guste la mediocridad y esto sería una lástima por que ya hay demasiado mediocre pululando en el medio.
Para terminar, hay una cuestión que se debe tener muy en cuenta y sobre todo para que el “espíritu de la ley” no caiga en un saco vacío, es necesario que los “Partidos Políticos” se mantengan al margen del Consejo de Consulta por que desvirtuaría el sentido de liderazgos en el colectivo y se profundizaría más esta falta de representatividad de aquellos que se presentan para ser Consejeros.
Pues conforme afirma Ángel Cappelletti (argentina 1927-1995), “…La gran ventaja que la democracia representativa tiene, a los ojos de los poderosos del mundo, consiste en que con ella el pueblo cree elegir a quienes quiere, pero elige a quienes le dicen que debe querer. El sistema cuida de que todo pluralismo no represente sino variantes de un único modelo aceptable. Las leyes se ocupan de fijar los límites de la disidencia y no permiten que ésta atente seriamente contra el poder económico y el privilegio social. Se trata de cambiar periódicamente de gobernantes para que nunca cambie el Gobierno; de que varíen los poderes para que permanezca el Poder. (Falacias de la Democracia); dicho de otro modo, la Ley del Consejo de Consulta esta hecha para mantener el poder de unos cuantos que no necesariamente representen al colectivo y que podemos observarlo en la modificación de la “Disposición Transitoria del Reglamento de la Ley de los Consejos de Consulta de las Comunidades en el Exterior”  Decreto Supremo Nº 027-2012 RE donde dispone que durante los años 2012 y 2013 el mínimo requerido para la elección del Consejo de Consulta será en función de los connacionales Presentes.

                         En función de todo lo expresado supongo que los veremos trabajar en beneficio del colectivo y no sólo en “Actos Solidarios” a los que nos tienen acostumbrados, muchos de los cuales estuvieron realizados con intereses Non Sanctos. No está mal que realicen y organicen actos solidarios, pero, el colectivo no vive sólo de eso. Hemos elegido Representantes o Consejeros para tratar de escuchar y solucionar todo aquello que “Salga de la boca del hombre (razonable)”. Por supuesto, espero también que no nos hagan presentar proyectos y que luego nos digan que no es factible, pero que pasado un tiempo ellos lo armarán y organizarán y presentarán ese proyecto como si ellos fueran los autores, en un hecho similar o igual al que en alguna oportunidad realizó el Consulado General del Perú de Buenos Aires respecto del proyecto de una candidata, asistenta social ella, que presentó al Cónsul de turno quien luego de traspapelarlo por un tiempo le dijo que no era posible. ¡Oh, desilusión!, tiempo después descubrieron que el Cónsul había llamado a sus “amiguitos” para poner en práctica el proyecto de la autora mencionada, sin embargo como a esos “amiguitos” no les dio la cabeza, todo quedó en nada.

                     Estaremos pendientes que se hagan las cosas como corresponde. Supongo también, que el próximo año, los Consejeros que fueron elegidos en esta oportunidad no se presentarán y permitirán que otros ciudadanos peruanos asuman dicha responsabilidad, de lo contrario el Consejo de Consulta será simplemente el remedo del “Leviatán” de Thomas Hobbes cuando nos dice: “…¿quién se atrevería a pedir, con riesgo propio, el consejo de una gran asamblea, tratándose de casar a sus hijos, disponer de sus tierras, gobernar su hogar o administrar su patrimonio privado, especialmente si entre los consejeros existe quien no desea su prosperidad? Un hombre que hace sus negocios con la ayuda de diversos y prudentes consejeros, consultando con cada uno de ellos en aquello que entiende, es como quien utiliza buenos compañeros en el juego de tenis, colocándolos en lugares adecuados. Sigue en perfección quien usa sólo de su propio juicio, ya que no se apoya en ningún otro. Pero quien es llevado de aquí para allá, respecto a sus negocios, en un consejo forjado, no pudiéndose mover sino por la pluralidad de las opiniones concordes, cuya unión (aparte de la envidia o interés) resulta comúnmente retardada por quienes disienten, ese lo hace el peor de todos, como el jugador al que aun teniendo buenos compañeros de juego, obstaculizan y retardan las discrepancias de parecer, tanto más cuanto mayor es el número de quienes intervienen en el asunto, y en grado superlativo cuando entre ellos hay uno o más que desean su perdición….” Capitulo XXV – DEL CONSEJO (Biblioteca del Político. INEP AC)



----------------------------------------------------------
DATOS:



TUS COMENTARIOS SON BIENVENIDOS